¿Presupuesto Ajustado? Tenemos 3 Consejos Para Tu Cuidado Personal.

Es inevitable tener que comprar productos para mantener tu rutina de cuidado personal en niveles óptimos. Pero tu rutina no tiene porque costarte una fortuna. Recuerda, no se trata necesariamente de comprar productos más baratos, sino invertir en productos efectivos y de buena calidad. Saber cómo usarlos y cuidarlos es la clave para maximizar tu inversión. Sigue estos consejos.

1. Sigue la regla de oro. Menos es más

La mayoría de los hombres comete el error común de usar demasiado producto. Cuando se trata de hacer durar tus productos de cuidado personal, ya sea para el cuidado de la cara, el cuerpo o el cabello, recuerda usar solo lo necesario. El doble de humectante no es doblemente efectivo, pero sí te va a durar menos, lo cual podría resultarte doblemente caro.

Muchos productos ya vienen en empaques dosificadores. No necesitas más de una aplicación. De lo contrario, te ofrecemos esta sencilla guía sobre las cantidades equivalentes que debes usar para cada tipo de producto:

2. Cuida tu afeitadora y sus repuestos.

Comprar afeitadoras puede llevarse una buena parte de tu presupuesto. Este tip puede ayudarte: invierte en una buena máquina de afeitar recargable, como Gillette MACH3. Está diseñada para durar más ya que mantienen su filo por más tiempo. Además, mantienes el mango y basta con reemplazar los cartuchos.

Los cartuchos MACH3 te dan como mínimo 15 cómodas afeitadas. Si además sufres de piel sensible, una buena afeitadora también te ayudará a ahorrar en productos contra la irritación. Una mejor banda lubricante genera una capa protectora contra la fricción, mientras que las hojas más afiladas reducen la fuerza necesaria para cortar el pelo, disminuyendo la irritación. Para esto recomendamos Gillette MACH3 Sensitive.

Otro paso indispensable para cuidar tu afeitadora, es limpiarla después de cada uso. Una afeitadora limpia dura más tiempo. Asegúrate de no dejar residuos de vello o de producto entre las hojas, ya que cuando se acumulan crean una fricción innecesaria y se convierten en obstáculos entre las hojas y tu piel. Limpia tu afeitadora pasándola debajo del agua tibia varias veces durante el rasurado para deshacerte del exceso de vello y espuma. Finaliza siempre secando tu afeitadora con una toalla para eliminar cualquier resto de humedad y mantenerla como nueva por más tiempo.

3. Elige productos multi-propósito

Los productos que cumplen más de una función no solo te ahorran dinero sino también tiempo.

Prueba usando cremas faciales humectantes que contengan además protección solar, un limpiador que también exfolie y remueva las células muertas de tu piel, o un producto de cabello con consistencia flexible con el que puedas controlar la cantidad que usas para construir looks más naturales o más esculpidos.

Para afeitarte, te recomendamos el gel Fusion5 Proglide® Hidratante. Este gel incluye ingredientes limpiadores que no tapan los poros y ayudan a remover impurezas como la suciedad y la grasa. Además, hidrata la piel y te ayuda a obtener una afeitada increíblemente confortable ya que está formulado con manteca de Karité y glicerina.

En resumen, invertir en productos de calidad y funcionales y usarlos de manera inteligente es la clave para llevar tu rutina de cuidado personal al siguiente nivel sin tener que gastar más.

¿Te resultó útil este artículo?

Shave Advisor Icon

Recibe Consejos Personalizados Para Afeitarte

Cuentanos un poco sobre ti y te daremos una recomendación de nuestros expertos

Empezar
Consejos de afeitado personalizados