primer plano de un hombre con la frente sudada

Sudoración excesiva durante el ejercicio, ¡reconócela y contrólala!

La sudoración excesiva durante el día que se intensifica durante las rutinas de ejercicio no solo llega a ser algo incómodo, sino que también puede interferir en tu rendimiento al desconcentrarte del ejercicio. Hoy conocerás más sobre esta afección y cómo controlarla con los antitranspirantes de Gillette.

El sudor, también llamado transpiración, es uno de los procesos del organismo más perfectos y necesarios, ya que a través de este mecanismo el cuerpo autorregula su temperatura corporal y elimina también el exceso de toxinas a través de un fluido acuoso que todos conocemos bien.

Sin embargo, ¿qué pasa cuando la sudoración normal de tus axilas parece volverse sudoración excesiva? Sigue leyendo para saber si en efecto puedes estar lidiando con un caso de hiperhidrosis axilar, como también es llamada científicamente esta condición cuando afecta a esta zona del cuerpo y que puede aumentar durante el entrenamiento físico.

¿Cuáles son las causas de la sudoración excesiva en las axilas?

Las causas de la hiperhidrosis axilar o exceso de sudoración puede derivarse de enfermedades adyacentes como, por ejemplo, el hipertiroidismo (entre muchas otras) o como efecto secundario de algunos tratamientos farmacológicos; pero la transpiración excesiva también puede tener causas hereditarias o inclusive relacionarse con una gran actividad de las glándulas sudoríparas que se ven afectadas directamente por ciertos estímulos emocionales o físicos.

Si bien la sudoración excesiva en las axilas no solo ocurre en personas que hacen ejercicio o practican algún deporte con frecuencia, y también puede aparecer en personas con un estilo de vida más sedentario, en ambos casos será necesario identificar el problema y empezar a buscar soluciones, ya que, la hiperhidrosis axilar no solo trae afectaciones a nivel físico, sino también a nivel psicológico y social.

¿Cómo reconocer un caso de sudoración excesiva en las axilas?

hombre haciendo ejercicio

Aunque cada organismo es diferente y si eres una persona que tiene una activación física importante, tal vez sea difícil reconocer si realmente estás padeciendo de hiperhidrosis axilar o si en cambio, ese sudor excesivo es consecuencia del ejercicio que haces.

Sin embargo, para salir de esa zona gris y saber si tu transpiración es más abundante de lo que debería, analiza los siguientes puntos:

  • La sudoración excesiva también aparece en situaciones de reposo.
  • Este tipo de transpiración llega a afectar tu vida social y te genera sentimientos de angustia y estrés.
  • El exceso de sudor empieza a afectar tu vida diaria y actividades.


Si te sentiste identificado con algunos de estos escenarios, lo mejor será que empieces a controlar el sudor excesivo de las axilas a través de algunas recomendaciones que te daremos a continuación.

4 claves para despedirte de la hiperhidrosis axilar sin interrumpir tu entrenamiento

En muchos casos, por medio de una rutina adecuada que le permita al cuerpo estar en buenas condiciones, el sudor excesivo en las axilas se puede controlar. Sigue las siguientes recomendaciones para combatir esta afección y es probable que notes resultados favorables en menos de lo que imaginas ¡y sin tener que parar de ejercitarte o practicar tu deporte favorito por miedo a transpirar de forma abundante!

Usa un buen antitranspirante que proteja de la sudoración excesiva

Desodorante Clear Gell Gillette Cool Wave

¿Sabías que un desodorante no es lo mismo que un antitranspirante? El primero se encarga únicamente de minimizar el olor del sudor, mientras que el segundo se encarga de controlar y evitar la sudoración excesiva.

Y para esto, Gillette ha desarrollado una amplia gama de antitranspirantes que te ayudarán a combatir la sudoración excesiva en las axilas, gracias a una avanzada tecnología que ofrece protección durante todo el día y además controla el mal olor incluso en momentos de sudoración excesiva.

Si este es tu caso, prueba el antitranpirante Clinical Gel de Gillette que te proporciona 2x protección contra el sudor y mal olor*. Aplícalo antes de empezar tu rutina de ejercicio y después. Rompe limites sin temor al mal olor con Gillette Clinical gel.

Vístete con prendas que no estimulen la producción de sudor

Prefiere usar ropa elaborada con materiales como el algodón que dejen a la piel respirar y que no acaloren, con el fin de evitar una extra-producción de sudor.

Báñate antes y después de ejercitarte

Mantenerte fresco antes y después de hacer ejercicio es clave para ayudarle al organismo a permanecer con una buena temperatura corporal que no favorezca la sudoración excesiva. Así mismo, al bañarte estarás ayudándole al cuerpo también a remover las bacterias que pueden desencadenar el mal olor en las axilas.

Que el sudor no sea parte de tu rutina ¡Atrévete a entrenar utilizando los desodorantes y antitranspirantes de Gillete!

*Vs. Gillette roll on

¿Te resultó útil este artículo?